En menos de un minuto…..menuda ruina!

 

 

 

Un ladrón necesita poco más de un minuto para entrar en la gran mayoría de las casas. Utiliza casi siempre el método ‘bumping’, con el que puede abrir más del 90% de las cerraduras instaladas en nuestras viviendas y oficinas, incluidas las de seguridad.

Desde hace años los cerrajeros han utilizado este sistema para abrir cerraduras en casos de pérdida de llaves o en situaciones de emergencia, pero hoy es el método favorito de los ladrones. Desde el este de Europa, bandas de delincuentes la han extendido por el resto del continente. Consiste en abrir los cilindros sin romperlos golpeando una llave manipulada para ello (llave bump) con algún objeto contundente (un martillo o un sencillo destornillador pueden valer), separando así los pitones de los contrapitones y liberando el giro de la llave.

 

(La imagen lo muestra claramente). Es una operación sencilla, de rápida ejecución y que no deja prácticamente evidencia de su utilización.

 

Esta circunstancia ha propiciado que, en algunos países europeos, las aseguradoras no den cobertura a viviendas robadas por esta técnica,

alegando la falta de agresión o rotura de sus elementos de acceso, considerándose el hecho como hurto y no como robo.

A esta técnica se unen otras como la del resbalón, la impresión o las llaves maestras (que se compran en Internet por unos 80 euros).

La crisis ha disparado de forma alarmante los robos. Parece que nada se les resiste a los amigos de los ajeno. Chalés, casas de campo, naves, comercios, trasteros, garajes, casetas de transformadores eléctricos y de telecomunicaciones, remolques de camiones, furgonetas de reparto… están en su punto de mira. Ya ni las alarmas son muy efectivas. Un inhibidor de onda corta, que se puede adquirir con cierta facilidad por unos 150 euros, desactiva sin dificultad una con GSM. Si se trata de una analógica conectada al teléfono, un simple corte de los cables en los contadores la inutiliza. Además una alarma salta cuando ya han entrado, mientras que lo necesario sería que no pudiesen entrar.

Lo único que hemos observado en nuestros años de experiencia, es que la seguridad preventiva, es decir colocar los mecanismos necesarios para que nuestra puerta quede bien protegida y cerrada, lamentablemente en nuestro país sólo funciona cuando ya se ha sufrido algún tipo de intrusión, o cuando le ha sucedido a alguien muy cercano. Esperamos que esta información haga tomar conciencia de lo sencillo que es abrir una puerta, y lo sencillo de impedirlo: MVM B-LOCK

GuardarGuardar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *